LA ESCRITURA

 

Cuántas veces no habremos dicho en clase y en casa “ponte derecho”, “sujeta el papel”, “siéntate bien” …

 

En muchas ocasiones son despistes de los alumnos, que se acomodan, pero ¿y si realmente no son capaces de realizar esas tareas? Hay ocasiones en las que una mala configuración muscular provoca más problemas corporales a medio o largo plazo de los que nos imaginamos. Si este caso provoca un rendimiento escolar por debajo de lo esperado hay que tomar medidas para solucionar el problema.

 

 

 

LA LECTURA

 

En ocasiones me he encontrado padres y madres que, aunque en el colegio todavía no se haya empezado, han querido que sus hijos se adelanten en el proceso del aprendizaje lector. ¿Es eso correcto? La respuesta es no. Hay una madurez lectora y unos procesos correspondientes a cada etapa que, con la adecuada guía, se puede potenciar y motivar. También es posible que si vemos que nuestros pequeños muestran dificultad en el aprendizaje de la lectura, nos estén avisando de que tienen un problema visual del que no nos habíamos percatado.

 

- Movimientos sacádicos: pequeños saltos que los ojos realizan durante la lectura.

- Acomodación visual: capacidad del ojo para enfocar objetos con nitidez que están a diferentes distancias.

- Ajustes posturales: necesarios para tener un esquema básico de movimiento y orientación.