TDAH

 

Aunque en la actualidad sea un término más extendido, es conveniente tener claro su significado para no etiquetar nuestr@s niñ@s de manera incorrecta.

 

El TDAH es la dificultad de focalizar y mantener la atención, que de acuerdo con la edad y madurez del sujeto, se considera apropiada. Las mayores dificultades en encuentran en las actividades en las que el cerebro tiene que codificar y procesar la información, y en ocasiones se añade la dificultad de la hiperactividad, en la que l@s niñ@s se muestran inquietos, aumentando cuando están en presencia de otras personas.

 

El TDAH presenta dos subtipos:

 

1. Tipo inatento:

 - Individuos distraídos que parecen estar “en las nubes”.

 - Les cuesta seguir el ritmo de las explicaciones y saltan de una tarea a otra sin terminarla.

 - En las instrucciones cometen errores.

 - No cumplen lo que se espera de ellos porque no se han enterado de lo que se les ha pedido.

 - En los exámenes cometen fallos por no haber entendido la pregunta o porque se pierden en el enunciado.

 

2. Tipo hiperactivo-impulsivo:

 - Están inquietos con las manos o pies.

 - Corren o trepan de forma excesiva.

 - Parece que están impulsados por un motor, nunca quieren ir cogidos de la mano.

 - Su movimiento carece de finalidad y su comportamiento es imprevisible e inmaduro.

 - En los juegos es fácil ganarles porque no prevén.

 

Causas:

 

Aunque todavía en la actualidad no se han determinado las causas precisas, hay algunos elementos considerados como generadores de este trastorno.

Tipos:

 - Prenatales: condiciones de la madre durante el embarazo, consumo de fármacos o sustancias y niveles de estrés.

 - Perinatales (momento del nacimiento): duración del embarazo, niños prematuros de bajo peso, partos mecánicos (con aparatos), hipoxia (falta de oxígeno), hemorragias cerebrales, etc.

 - Postnatales: traumatismos craneoencefálicos, infecciones víricas o bacterianas que implican encefalitis, etc.

 

Intervención:

 

Después de una evaluación (entrevista, cuestionarios, pruebas, etc) tanto a los padres/madres como a los alumnos, se procederá a establecer un programa de intervención que, según el caso, constará de diferentes actividades enfocadas a mejorar los problemas más acuciantes que conlleve el trastorno:

- Atención selectiva

- Estimulación sensorial

- Integración visual y auditiva

- Lectura y escritura